La mejor versión de uno mismo


Foto de Jason Combs

Hace ya algunas semanas que hay un tema que me viene dando vueltas en la cabeza, y es sobre la mejor versión de uno mismo.

Pensaba –porque a veces pienso– que todas las mañanas antes de salir de casa (o quedarnos, por qué no) tenemos la opción de elegir con qué versión de uno mismo vamos a afrontar el día. Pero claro, que tengamos la opción no significa que siempre elijamos a conciencia. Y pudiendo dar más de nosotros mismos, muchas veces nos limitamos a alguna versión promedio, cuando no mediocre.

Cuando digo la “versión” de uno mismo, me refiero a muchas cosas: la forma en la que nos vestimos, cuánto nos arreglamos, la higiene personal, el estado de ánimo, la buena voluntad, la predisposición para hacer las cosas, etc. Me imagino que tenemos un ecualizador interno en el cual vamos regulando estas y otras variables, y con eso generamos distintas versiones de uno mismo.

Por ejemplo, para ir a una fiesta seguramente elevemos mucho nuestras barras, nos peinemos y vistamos de una forma agradable, nuestro humor sea bueno, y las ganas de pasarla bien y agasajar a quien nos invitó estén bien arriba. Lo mismo si tenemos una reunión importante de trabajo. Pero para sacar a pasear al perro a la noche probablemente dejemos que las barras caigan, no importa si las zapatillas están rotas, y la campera no combina con el jogging (y del peinado ni nos acordamos directamente).

Pero volvamos al tema, a lo que estuve pensando desde hace tiempo. Y es que aún teniendo la opción de ser nuestra mejor versión todos los días, muchas veces no lo hacemos. No me refiero a ponerse tacos aguja un lunes a las 7am o afeitarse religiosamente todas las mañanas. Me refiero a pequeñas cosas que podemos hacer para brillar un poco más, y que por fiaca o por costumbre no lo hacemos.

Desde hace un buen tiempo que me puse como desafío a mi misma ser la mejor versión posible de Cecilia todos los días. A veces es más fácil, a veces cuesta más. Me trato de guiar por cosas sencillas pero poderosas: a quién voy a ver este día, cómo quiero sentirme cuando me miro al espejo, qué impresión quiero dejar en las personas con las que me cruzo durante el día. Pero la motivación más fuerte siempre tiene que ser sentirse a gusto con uno mismo.

¿Qué opinan ustedes sobre el tema? ¿Qué cosas hacen para ser su mejor versión de sí mismos?

Comentarios (11) Agrega el tuyo ↓
  1. Victoria

    Hola Ce, hace poco cambié de trabajo, y me sorprendió encontrarme esforzándome por elevar mis barras, explicado en tus términos, a diario. Creo que todo lo que se arregla uno tiene mucho que ver con las expectativas que tiene de su día. Definitivamente esta bueno intentar ser la mejor versión de uno. Besos.

    agosto 17, 2010 Responder
  2. Alonso Calle

    Pues creo que tienes muchas razón con eso de que uno se levanta con ganas de… mejorar o simplemente ser algo diferente. Yo mismo he experimentado eso y la verdad que te propones cosas que vas hacer en tales situaciones o simplemente cosas que ya nos vas hacer (como tu dices una nueva versión de uno mismo), lo difícil no es mantener esta nueva versión de nosotros toda la semana… lo difícil es mantenerlo todo el día, ya que aveces nos olvidamos de esa nueva versión o simplemente por costumbre a lo anterior no lo hacemos.

    Saludos!

    agosto 17, 2010 Responder
  3. fmoh

    Hola! Está bueno el pensamiento, sin embargo lo primero que se me vino a la mente fueron dos cosas: nunca son buenos los excesos y equilibrio. Que se siga desarrollando la idea :)

    agosto 17, 2010 Responder
  4. N3RI

    totalmente de acuerdo.
    Yo a la mejor versión de mí mismo la llamo NT (ene té) y tengo una especie de mantra que es, en algunos momentos difíciles preguntarme interiormente “qué haría NT?”

    Reconozco que es un plagio descarado y personal del motto WWJD (qué haría Jesucristo?) que es un lema que muchos cristianos usan para inspirarse a sí mismo a actuar de la mejor forma posible.

    Como yo no soy creyente, y honestamente no tengo mucho interés en hacer siempre lo que haría Jesús… lo adapté a mis necesidades.

    Aunque no parezca, es una idea poderosa y motivadora… so, What Would Ce Do?

    agosto 17, 2010 Responder
  5. Thelma

    Es interesante lo que decís, ésa es básicamente mi filosofía de vida… claro que como ser la mejor versión de mí misma en TODAS las cosas y TODO el tiempo, me parece importante establecer mis prioridades.

    Por ejemplo, ser la mejor versión de mí misma como madre está por encima de ser la mejor versión de mí misma como ama de casa.
    Por lo tanto, querido, si cuando llegás esta noche a casa la cena no está hecha y todavía no planché las camisas, ya lo sabés: hoy fui mi mejor versión posible como madre, cada segundo del día, sin importar que estuve llena de trabajo, que me siento mal, y que siendo las seis de la tarde todavía no almorcé.

    agosto 19, 2010 Responder
  6. jorge alvarez

    Hoy leí un recomendación de este post y vaya que valió la pena ya que me ha mostrado el como he dejado de dar lo mejor de mi mismo donde mas importa, que es la casa, y lo que pensaba aquí es para relajarse; si pero no para andar desarreglado

    marzo 22, 2011 Responder
  7. jorge alvarez

    Hoy leí un recomendación de este post y vaya que valió la pena ya que me ha mostrado el como he dejado de dar lo mejor de mi mismo donde mas importa, que es la casa, y lo que pensaba aquí es para relajarse; si pero no para andar desarreglado.
    Buen día

    marzo 22, 2011 Responder
  8. alina

    Gracias hoy encontré este post y me uno, me agrego , voy a poner en practica todo esto como un proposito de vida, hoy empiezo la nueva y mejorada version de mi misma…

    enero 31, 2014 Responder

Tu comentario